Que valga la pena

 

 

Para qué certezas.

Si allí donde fuiste, eres.

 

Quizá sucedió, 

quizá doliste tan justamente aquel instante,

que se abrió en tu corazón

una herida insalvable.

Un mar de dudas.

Un deseo constante.

Y aún así. 

Y aun con todo.

Que valga la pena.

Que el amor nos salve en vida.

Y que nunca muera,

ni el vaivén de las olas

ni los infinitos intentos del océano

por besar la arena.

 

Mai Alonso- Que valga la pena

Una Marca Personal de