View Albums

Solsticio de Verano​

Hoy he vuelto a nacer. Entre sorbo y sorbo de un café. Entre lo dulce y amargo de no saber si estaba aún viviendo o poco a poco me estaban matando. 

Seguro que a estas alturas de la época que vivimos, has sentido ya esos momentos que a nuestro alrededor nos invitan a verlo todo con otra mirada, con otro regusto. El solsticio de verano…ese que se instauró entre nosotros hace unas semanas. Y que entre ponte bien y estate quieto, diría que apenas estamos empezando a disfrutar.. Solsticio de verano. A mí me parece una frase de lo más poética. De esas que si uno pronuncia en cualquier lugar que puedas imaginar, todo el mundo te mira, entre el asombro ese de si vaya a ser que ahora la niña se ha hecho poeta, o con suerte, te miren como si el poema fueras tú. Y no sé a ti,  pero a mi esta es la parte que más me gusta. Pruébalo y me cuentas. 

Pero ahora dime, dime si no has visto esa luz miel que entra por la ventana por las mañanas. Tan bonita... Ese largo día que parece que nunca acaba, que te ofrece las mejores puestas  de sol y que irse a dormir da hasta pena. Esas terrazas donde las palomas ya no descansan picoteando restos en las mesas y si un montón de rubias espumosas y doradas dándolo todo en lo que resta de día. Ese despliegue de las primeras faldas y sus vuelos. Esos pies que asoman recontentos a la vida deseando respirar aire nuevo. Esas playas que se llenan de cuerpos buscando ansiadamente los cálidos rayos de sol, el mejor moreno del verano, dejarse llevar por la canción de moda del momento. Ese primer baño en el mar que te deja algo confundido y sonriendo sin parar cuando una ola te arrastra al fondo del mar. Esas risas de niños por los parques y las plazas jugando sin hora y sin reloj. Esas manchas de helado de vainilla en las comisuras de tus labios que saben a felicidad. Esas noches y sus conciertos al aire libre en los que bailar y cantar te hacen sentirte como una estrella fugaz. Esa luna envuelta en ese manto de estrellas que parecen estar más cerca que nunca. Esas ganas acumuladas para muchos ante la espera de los días de descanso que están por llegar. Esos viajes que hacen que los aeropuertos estén llenos de encuentros, de besos y abrazos envueltos entre idas y venidas. Esa sensación de que algo bueno llega y nos vamos..con ella. 

Hoy recordaba, a pocos días de irme, que alguien me dijo eso de que para cuando te das cuenta, ya has ido, ya has vuelto y ya estás pensando en volver otra vez. Y que me dejara de tanto solsticio, que para cuando quisiera darme cuenta, ya éramos más de equinoccio..Así que pensaba, con cierta preocupación y añoranza, que si te descuidas y te dejas, así se nos pasa la vida, pensando en lo que viene mucho antes de que llegue, y cuando llega pensando en cuándo volverá a llegar. Qué extraño bucle ese. Y qué bonita esta luz miel y dorada...no te parece?

Me lo parece. Me lo parecía. Mientras tomaba mi descanso de media mañana, lleno de pensamientos  de luz y muy diversos, jugando con los hielos de un café que sabía a verano, en esa linda terracita… Hasta que he escuchado así al azar eso de, "fíjate si el tiempo pasa volando...como quien dice, bueno, como que ya, el verano ya se ha ido…y verás, a partir de agosto, que es ya , los días ya empiezan a acortar y nos plantamos de nuevo en otoño..."

De repente, he creído morir.. unos segundos. Porque menos mal, seguido un “dos cafés por favor, y con hielo, que para eso estamos en verano!”  me ha devuelto a la vida y la esperanza. 

¿De verdad? ¿El verano ya se ha ido y soy la única que no lo sabe? ¿De verdad nos pasamos así la vida, pensando tanto en lo que viene que acabamos matando antes de tiempo lo que estamos viviendo? 

Me pregunto si en verdad vivimos, vivir con todo el sentido. Con toda consciencia.  Si vivimos ese "carpe diem" que por un momento me han dado ganas de entonar subida a mi linda mesa de terraza. Porque queridas señoras y con su permiso, lo de tomarse el café frío, no va de eso. No va de dejar que el hielo se derrita hasta que el café no sepa a nada. Va de tomárselo frío si y con sabor. Y déjenme disfrutar sin prisa mi café que para eso es el verano, si...para saborearlo. 

Al parecer, somos así. Lo mismo traemos que nos llevamos el verano. Lo mismo vamos que volvemos. Lo mismo una muere que resucita en cuestión de minutos. Asi es la vida. Así que por si acaso, mientras sorbito a sorbito te saboreaba, he anotado en un papel todas esas cosas que aún me esperan por hacer. No vaya a ser, que te acabes mañana, querido verano. Todas esas cosas anotadas en mi pequeño mundo, en este verano si nos dejan, en esta vida que tanto y tanto nos empeñamos en adelantar mucho antes de haber llegado. Antes de haberla disfrutado. Antes de haberla acariciado. De haberla peleado y también, cuestionado. Y he hecho una larga lista, tanto que he sentido unas ganas irrefrenables de decir.. Queridas Señoras y con su permiso otra vez, el verano no se ha ido. El verano está aquí. Está en esta lista escrita. Está en todos estos sueños, los míos. Y por favor, escriban los suyos... Está en este aire que se respira más pegajoso y sexy que ninguno.  Está en el pelo al viento asomando por las ventanillas. Está en cada vez que me miras y buceo en el mar de tus ojos. Está en el manto de estrellas que me acompañan esas noches de lectura en mi terraza. Está aquí y ahora. Está en todas partes. Háganme el favor de no tirar abajo las ilusiones de quienes aún, creemos en el día a día para poder sorprendernos con lo que llegue, con una esperanza más improvisada. De no jugar con el paso de las estaciones, ahora que he aprendido a besar todos sus trenes. De no confundir a la vida en un café con hielo, de no llevarse el verano ahora que mi diosa interior está a punto y con más ganas de desnudarse que nunca. Háganme el favor y déjenme vivir y saborear mi pequeño trocito de verano de hoy, como si fuera hoy, el último.  

Porque queridas señoras...El verano no está aquí para matarlo a cafés con hielo. El verano está aquí para vivirlo, para saborearlo. Y está aquí y ahora.

 

 

 

 

Mai

Maider Alonso 2016 Todos los derechos reservados. 

Enviar

email

Este campo es obligatorio.

Gracias!

En breve me pondré en contacto contigo. 

 

Mai.

Envía un correo a Mai! 

Deja tu mensaje!

Este campo es obligatorio.

Ponte en contacto con Mai

Marca Personal

            creada por  VidaEscrita