View Albums

La vida Llora para que tú, lluevas​

Mai Alonso - La vida Llora para que tú, lluevas

Debe ser verdad que esas cosas que te hacen muy feliz y que al mismo tiempo te dan un poco de miedo, son las cosas que en verdad estás buscando. Las que más necesitas, las que deseas con todo el alma. Y si la vida en verdad no tiene significado, sino que la vida es propiamente deseo, ¿Por qué tantas veces no elegimos lo que de verdad deseamos vivir? ¿Por qué no nos abrazamos a aquello que deseamos, sin ir más lejos… a ti?

 

A ti, que te hiciste nieve sin invierno. Que elegiste vivir en una jaula con barrotes de acero, con el alma encadenada y la llave guardada bajo la almohada. Que te mueres de ganas de mi, que me miras como si no estuviera permitida para ti, como si no me merecieras, como si en algún momento de tu vida me hubieras fallado, como si en algún momento de la mía, yo te hubiera abandonado.  

 

A ti, que ya ni me miras de frente. Que me evitas torpemente con tus pies cansados y el corazón arrugado. Que te resignas a soñarme cada noche y me apagas por el día cuando suena tu despertador.

 

A ti, que en el fondo me deseas como se desean los sueños más prohibidos. Las cosas más bonitas. En silencio y a poquitos. Con la improvisada libertad de pensarme en cualquier esquina. Con la pasión de las emociones que no prescriben. Esas que gritan desde el corazón y que solo se escriben con la tinta indeleble de tu propia voz. Con todas sus letras, con su acento y sin guión.

 

A ti, que lo sabes y aun así callas, que dices que esas cosas son para otros, que soñar es cosa de locos y que por ello me relegas cada día al cajón de los sueños rotos. A ti, que te permites caminar por eso que llamas vida, de cualquier manera, como si yo no existiera, como si ya nada te inquietara, como si yo fuera a esperarte de por vida...sorda, callada y quieta. Porque dices que a ti ya nada te toca, que el momento no es ahora y que de ti, nadie se enamora.

 

A ti, que esperas que te espere, que esperas que te guarde para siempre el olor a primavera. Una reserva en mi maleta, ese asiento de primera, con tu nombre escrito en la puerta y un billete sin vuelta. Y aún no sabes, que la vida no espera.

 

A ti, que te guardas tus mejores besos por miedo a probarme, que no me pronuncias por si te leo los labios, que solo me abrazas de pensamiento, por si en ese momento, te digo que me quedo, te hiero o simplemente, te quiero.

 

A ti, que quiero creer que aún piensas en mí cuando no puedes dormir, pensándome en silencio  formando parte de alguno de tus sueños sin vivir, porque también se que tienes miedo a sufrir. Porque también sabemos, que sufrir, a veces, es sinónimo de huir.

 

Asi que ahora que nos hemos escuchado y sabemos de qué hablamos, te diré que si, que quizá a veces la vida no se siente justa, a veces no es es fácil, ni a momentos se ve siempre bonita.  Porque la vida es también eso, eso y más. Pero vivir, vivir si es cosa nuestra, ni más ni menos. Llueva o haga sol, tú y yo. Y si llueve, llueve para todos. Y si tú me dices ven, yo te diré voy.

En esos mismos días grises de lluvia que nos unen, en los que tan irónicamente, todo cobra color. ¿Has probado a abrazarte al amor? Olvidemos por un momento de eso de, aquí estoy, con tu paraguas pero sin tu calor…

 

Porque la vida llora para que tú, lluevas. Asi que abrázate a lo que más deseas, a ti. Con esa lluvia que te invita a mojarte las ganas, a quitarte el polvo y que sabe a poco. Esa que se cuela por los huecos de tus sueños rotos. A poquitos. Para hacerlos vivos, llenarlos de flores, de notas de amor, y algún verso escrito.

 

Y tú, que mereces vivir fuera de una jaula, no dejes más tus ganas encadenadas, de mi, de ti…en un cajón olvidadas.

 

Mai

Maider Alonso 2016 Todos los derechos reservados. 

Enviar

email

Este campo es obligatorio.

Gracias!

En breve me pondré en contacto contigo. 

 

Mai.

Envía un correo a Mai! 

Deja tu mensaje!

Este campo es obligatorio.

Ponte en contacto con Mai

Marca Personal

            creada por  VidaEscrita