View Albums

Es de esos lugares donde el tiempo 

Mai - En esos lugares donde el tiempo pasa lento

Hoy quiero regalarte esta página en blanco, el tiempo en el papel, dar vida con mimo y con cuidado a esas gotas que han venido tristemente a tocarnos a las puertas de el alma, para luego tú y yo, volar juntos en la estela de sueños que tanto amas dejando a nuestro paso, un cielo transparente de lágrimas. Tan transparente como tus ojos cuando me miran a través de una taza de chocolate caliente.

 

Caminas. A media altura entre la ausencia y la tristeza, cabizbajo, algo triste y apagado. Te pronunció apenas en un susurro cercano, pero hoy mi voz, no te toca...Pareciera que te hubieran robado la vida, tú innata y cuerda locura, y flotases inerte entre la gente como quien se queda sin cobertura. Cómo no sonreírte, a ti que lo necesitas tanto. Te tiendo la mano y una chispa de luz se abre entre tu sombra y el asfalto, hoy mojado...

Ven... voy a enseñarte algo.

 

Me encanta este lugar. Es de esos lugares donde el tiempo pasa lento, distraído. Donde huele a pan recién hecho y a café recién molido. Donde uno entra y dan ganas de quedarse. Donde los placeres se hacen saliva y consentidos, donde las ganas de ti, se funden de repente intensamente con el olor a chocolate caliente..

Este ratito es un paseo entre panadería, cafetería o refugio, quién sabe.. pero donde hace tiempo que descubrí que es mucho más que una suave campanilla anunciando tu visita, mucho más que miradas habituales sobre un periódico y  que unos labios bebiendo rápidos un café sin azúcar y descafeinado, más que ese muérdago sobre el alféizar de la puerta de madera en navidad, más que un simple lugar. Es sencillamente, tuyo. Hecho de momentos, de sueños, de pequeños placeres cotidianos, de sonrisas amables, y de un hilo musical que acaricia y se queda prendido en el aire, para que nunca lo pierdas. Digamos que es un lugar cualquiera, convertido en especial solo porque tú lo miras de esa manera, haciendo tuyos esos pequeños y sencillos detalles que marcan la diferencia. O por el contrario, quizá ellos te hacen suyo porque aún no sabes que en la diferencia, está el gusto…

 

Al fondo, donde hace siempre más calor, donde todo es siempre más intenso, más verdadero, más soñado...nos espera la pequeña mesa de siempre, con ese siempre que nos sabe a más.

Con su piel madera gastada que guarda tantas historias y secretos... Con su vieja silla y pata coja que siempre invita a bailar y soñar, a hacer de esta vida algo más... donde otros, solo sentirían desesperar, tambalear. Pero nosotros, nosotros amor, aprendimos a soñar. Aunque hoy me mires sorprendido y no entiendas aún por qué estamos aquí.

 

Lo has olvidado...Por eso hoy, aquí sentados, en la misma mesa del fondo de siempre, donde mis palabras calladas han revivido tantas veces en simples servilletas, donde tantas veces hemos sido agua, donde hemos reído y también llorado abrazados a un café frío, donde el reloj de pared hoy se ha detenido…. hoy, he decidido que haré un pacto contigo.

Cómplices en este chocolate caliente entre mis labios derretido, sin prisa, sin urgencia, en este tiempo que dulcemente te he robado,en este instante en que te he pensado, en este suspiro que busca ser alivio, huir del mundanal ruido, del dolor y del bullicio, de la rutina en que nos hemos convertido.

Ese suspiro que es todo silencio, que se escucha como refugio, como hogar, como calma, como huída o encuentro, como un te necesito amor, necesito respirarte, necesito sentirte, necesito vivirte, como un ven y lléname de pasión entre canción y canción, entre bombón y bombón.

 

Si, no me mires así. vamos a tomárnoslo todo. Porque a medias mejor no dejemos nada. Porque a medias nada llena, y hoy estoy más por la labor del todo o nada. Pero tú aún no lo sabes...Quizá no te lo he dicho pero soy un suspiro tras otro que busca llenar esos días desavenidos, de la más bonita inspiración. y qué le vamos a hacer, si hoy va a ser contigo.

Contigo si. Tú que me lees hoy también desde donde estés, en este lunes al que hoy te invito, quiero que seas parte de este dulce instante compartido, en esta mesa en que la distancia entre tu y yo, de repente ha desaparecido.

 

¿Lo vas recordando? Y es que cuando los ojos se me empañan cuando no escucho los tuyos, mis sueños se revuelven aquí, entre cucharillas de café, chocolates que solo engordan la alegría, y pan que cruje al ritmo lento de esta melancolía.

De ese té que se te queda frío y que yo nunca tomo ni me reconforta y que siempre te produce gracia cuando te digo que a mi, tristeza... me da tristeza, porque aún no sabes que yo soy más de un te, un te quiero dentro de un susurro arrastrado. En una mesa temblorosa bailado. De ese café recitándote esa poesía de Neruda que otra vez he hecho mía. Tuya. Cuando si...sencillamente me gusta cuando callas, y estás como ausente. Y me oyes desde lejos... y mi voz no te toca...

 

Tan ausente hoy, que ven. Ven y siéntate a mi lado. Vamos a sentir este ratito, esta ausencia tan llena de presencia. Porque si. Y aunque esta realidad se nos antoje dura, siempre quiero creer que a pesar de todo, encontrarás un resquicio para soñar, conmigo.

Para volar un ratito o toda la vida. Y yo, quiero creer que encontraré siempre el modo de recordártelo, al final y a través de esta taza de espeso chocolate bebido hoy a cucharilla.

 

Y no. Tampoco me mires como si debiera estar prohibida solo porque dicen que el chocolate engorda. No lo creas. Mejor cree en ti. Mejor cree en lo que deseas.

Que hay pasiones q arden y yo como tú, a ratos también tengo el corazón hecho cenizas. Pero hoy te diré amor, que este chocolate es lo única cura que nos queda cuando somos corazones sin cobertura.

...¿Quema? Tranquilo. No les creas. Porque si algo sabemos, es que las llamas nunca fueron infinitas.

 

Así que sigamos en modo poesía hasta el final, al que hoy te llevaré. Y sigue así, como ausente y presente. No digas nada… Si vas a interrumpir mi sueño en modo vuelo que sea solo para estar en él. Mientras, yo estaré contigo. Y sin quererlo, sea como sea, estaremos siempre juntos.

 

¿No es bonito? Te diré algo que si lo es. Soñar es bonito. Soñar es necesario. Lo digo yo que solo soy soñadora y comedia romántica declarada, pero me lo dicen también tus ojos cuando me miras feliz contagiado por mi brillo... me lo dicen tus ojos cuando hablas de eso que te hace feliz. Me lo dices cuando callas, porque no necesitamos más palabras.

Porque dime...A veces no es incluso más bonito que soñar, soñar para hacer realidad los sueños de otros?

Y ahora levanta tu mirada. Así es como me gusta que me mires. Como ahora. De frente y retadora. Así. Que me oyes desde lejos. Y mi voz no te toca. Tan tuyo...

 

¿Ves que ha dejado de llover?

De esto va este pacto. De que nunca abandones tus sueños, porque tuyos son.

De que entiendas que si hoy te he traído hasta aquí, es porque yo siempre creí en ti. Y aún cuando tú te abandonaste, te rendiste antes de tiempo, incluso viniste aquí a tomar tu triste té, nunca levantaste los ojos suficiente para verte como eres a los ojos de quien siempre te miró con amor y admiración.

Porque Lo que nunca te he contado, aunque ahora ya lo sabes y necesitabas recordarlo, es que este no es solo un lugar bonito. Es el tuyo también. Donde en sus paredes cuelgan todos tus pinturas, esos sueños que dibujas solo en un papel para dejarlos morir, esos que hoy he colgado para ti. Esos que llamas intentos fracasados y que guardas en un cajón. Esos cuadros que hoy me guiñan el ojo felices, cómplices de mi sueño. Del tuyo. De que tu cuelgues en ellas, en sus paredes a los ojos del mundo, aunque sea en este pequeño mundo. Y que seas parte de este tiempo detenido y lento, en el que otros ojos que no sean los míos, te miren también con admiración. Para que siempre recuerdes que aunque tú no creas en ti, siempre hay alguien dispuesto a creer contigo. 

 

Para que nunca mueras, para que te impregnes cada día de este aire lento e inmortal. Porque la prisa y el cansancio, y tantas cosas que tú y yo sabemos, a veces matan la vida si. Matan los sueños. Matan las ganas, y la propia pasión, si no me miras.

Y yo amor, solo deseo que tú vivas.  

 

Mai

Maider Alonso 2016 Todos los derechos reservados. 

Enviar

email

Este campo es obligatorio.

Gracias!

En breve me pondré en contacto contigo. 

 

Mai.

Envía un correo a Mai! 

Deja tu mensaje!

Este campo es obligatorio.

Ponte en contacto con Mai

Marca Personal

            creada por  VidaEscrita