Ella

Pólvora de la mañana.

Un estallido de mil colores en la retina.

Una silenciosa y repentina danza,

que pasea libre,

linda y loca,

al alba.

 

Un amanecer recién estrenado donde poder respirar. Un soplo de aire fresco para poder volar.

Un cielo dinamitado en mil pedazos por armar.

Un caos perfectamente ordenado,

un horizonte inacabado.

 

Ella.

Un deseo que te recorre por dentro,

urgente y a contracorriente.

Con un mensaje de amor que dice,

solo apta para valientes.

Para amantes, dementes.

Que se te planta delante y te mira de frente.

Como el firmamento,

retadora e imponente

entre azul y transparente.

 

Un poema tras otro que te invita a sentir.

Un verso inesperado que se cuela entre tus mano

mucho antes de verlo venir.

Un viaje de mil sueños por cumplir,

de vidas aun no escritas y que tienen tanto que decir.

 

Ella es así.

Esa luz que se cuela por los huecos de tus sueños rotos,

que arregla destrozos y cura corazones rotos.

Ella es luz y es verdad.

Es el huracán que busca robarte el centro de tu gravedad.

Que te hará girar,

temblar,

soñar,

llorar,

reír…

A fin de cuentas,

vivir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This