Tócala otra vez, Sam.

He desempolvado el invierno que llevo dentro
y ahora soy un poema lleno de infinitas caricias.
Mi piel siente aún cuando no la tocan.

Silencios De Amor

El tiempo,
las noches y sus lunas,
los días y sus horas
pasan de largo,
pero ella silenciosa,
se queda,
y su olor permanece
aun donde el sol no se detiene.

Viento de cara

He vuelto. Y era cierto.
Adiós nunca fue palabra para este amor.

Punto y aparte.

De verdad, amor.
Así es como el tiempo marca
un punto y parte.
Y te conviertes entonces,
en aquello que mil piel siempre salva.

Ausencia

Como esos últimos días de invierno,
aún desapacibles y fríos,
la luz de este atardecer ilumina
casi dolorosamente,
sin fuerza,
las ventanas,
el corazón, las alfombras.

...
...

Una Marca Personal de