View Albums

ALMA CAUTIVA

Mai - Alma Cautiva

Y ahora mírate,
regálame tu mirada apagada

y contempla en el reflejo
el universo que se abre dentro de tu ojos.

Se que guardas callada,
tu temor a no ser amada
tus mil formas de querer
tu culpa por el ayer,
tu misma mirada.


Se que te asusta no ser correspondida
como un alma desgarrada necesita ser entendida,
con toda la libertad,
esa que crees que ya no existe,
esa que no te permites,
ni cuando eres pájaro
y necesitas tanto espacio
que hasta el cielo parece tener límites.

Sé que necesitas
una salida a tu alma cautiva
un abrazo que te devuelva a ti misma
una palabra de consuelo cuando falles,
cuando caigas,
cuando te sientas frágil y pérdida.

Sé que has intentado
cruzar al otro lado,
dejar atrás los miedos que te dejaron,
desnuda y rota,
de lado.

Sé que tienes las alas partidas
que has echado a volar
con tan solo tus ganas locas de amar.


Y se que eso no fue suficiente para evitar la caída,
para encontrar esos brazos que tu no tenias,
esos que tanto necesitaste de quien no supo abrazarte y besar tu herida.

Se que ahora dices no al amor,
aun cuando lo sientes arañando en tus entrañas.
aun cuando lo sientes y lo susurras al calor de tus sábanas.
aun cuando te lloras cuando despiertas por las mañanas,
tan vacía y tan llena de ti...
aun cuando mientes a esos ojos que te miran y suplican un si.

Se que te conformas con la suave caricia de la pluma sobre tu espalda,
con tal de que no dañe entregar una piel de cicatrices mal cosidas.
se que una mujer rota necesita la fuerza de un corazón valiente que la acompañe,
que le provoque un huracán en el pecho
que le deje sin aliento
que le haga tambalearse
que la destroce,
pero a verdades.

a certezas
a besos
a caricias
a infinito
y amor.

Que la deshaga de nuevo,
que la haga llorar de amor por ella
que le haga doler allí donde más cura,
allí donde la ama,
en ella misma.

Que la destape por la noche
que la desnude por el día
para que ella de nuevo vuelva a encontrarse,
sintiendo todo el amor que por ella misma perdió,
sintiendo todo el amor que guarda,
ese al que dijiste adiós.

Se que hoy dueles,
que sientes que mueres,
que la luz se acaba,
que tu risa se apaga.


Pero se que también amas,
y se que puedes
porque yo también fui,
tu misma mirada.

Mai

Maider Alonso 2016 Todos los derechos reservados. 

Enviar

email

Este campo es obligatorio.

Gracias!

En breve me pondré en contacto contigo. 

 

Mai.

Envía un correo a Mai! 

Deja tu mensaje!

Este campo es obligatorio.

Ponte en contacto con Mai

Marca Personal

            creada por  VidaEscrita